Change to English

Cursos de Semana Santa

curso-parapente-semana-santa-2011

[h1]Capeamos el temporal en los cursos de parapente de Semana Santa[/h1]
La pasada Semana Santa fue de las peores que se recuerdan, en cuanto al mal tiempo se refiere. No sólo aguó los planes de procesiones a muchos, sino que también fastidió los planes de volar en parapente a muchos durante sus vacaciones.

Nuestra Escuela tenía programados dos cursos de iniciación al parapente en Algodonales (Cádiz), junto con Active Edge, que es una Escuela de Parapente de la BHPA (asociación británica de vuelo libre) con la que colaboramos desde hace años.

Nuestros colegas británicos programan varias semanas de curso con nosotros durante la temporada con el fin de  aprovechar el “buen tiempo” del que gozamos en Andalucía para volar en parapente. En dos semanas podemos impartir dos cursos, uno de iniciación al parapente en la primera semana, y otro de progresión y perfeccionamiento durante la segunda. Normalmente podemos enseñar a volar en parapente a 14 alumnos, algo que allí es impensable hacer, por culpa del mal tiempo.

En esta ocasión eran 11 en total para el de iniciación y 7 para el de progresión, por lo que teníamos a todos los monitores dispuestos. Pero las previsiones eran malas… muy malas: lluvia, vientos fuertes y tormentas para prácticamente toda la semana. Los pobres “guiris”, venían buscando el buen tiempo y encontraron esto!

parapente-semana-santa-2011Pero nosotros no lo dimos todo por perdido y empleamos todos nuestros recursos para aprovechar al máximo los días, o las horas, en las que el tiempo permitía volar; para empezar, les enseñamos a inflar y despegar con los parapentes pequeños. Esto nos permitió practicar incluso cuando el viento superaba los 25 km/h.

El uso de las aplicaciones de internet para previsiones meteorológicas también nos permitió buscar los lugares y las horas en las que había posibilidades de practicar. Así, aprovechamos días para volar en Montellano (Sevilla), hasta que la tormenta llegó, incluso con granizo… y desplazarnos a la costa de Cádiz, en Conil, para aprovechar un fantástico día en el que no dejamos de volar, mientras en el interior llovía a mares. Allí pudimos enseñar a pilotar el parapente a cuatro de los alumnos recién incorporados, usando los parapentes biplaza. En un solo día aprendieron más que el resto del grupo en lo que llevaban de semana!

Finalmente, conseguimos terminar el programa previsto para el Elementary Pilot Course (el equivalente a nuestro curso de iniciación al parapente), y nuestros guiris quedaron muy contentos.

La segunda semana, a pesar de que también hubo tormentas, el tiempo fue estupendo, ya que éstas se formaban por las tardes, pero el resto de la mañana las condiciones fueron muy buenas para enseñarles a volar en el curso de progresión al parapente. Esa semana volamos en Algodonales (Cádiz), Teba y en “Ronda la Vieja”, Setenil (Málaga).

De hecho, en esa semana, varios pilotos consiguieron vuelos de larga distancia, entre ellos a destacar el de Sebas, miembro de nuestro club y del equipo de competición Zero Gravity, que llegó hasta Castilleja del Campo (Huelva) despegando desde Algodonales (Cádiz): 108 km en línea recta. Nacho Robledo y Baz Rodhes volaron 127 y 125 km hasta Baena (Córdoba), despegando también desde Algodonales.

Han sido unas semanas con el tiempo revuelto, tormentoso, pero hemos sabido capear el temporal… como buenos toreros que somos! :-)